Connect with us

Opinión

¿Y dónde están los asesores del alcalde Hurtado?

Redacción Enfoque

Published

on

Docente universitario, Economista y Analista político

Por: Guillermo Naranjo

La Alcaldía de Ibagué y el Alcalde Andrés Fabian Hurtado cada día muestran más la falta de planeación por la ciudad; en primer lugar, el manejo de la pandemia no fue planeado, la administración de Hurtado se dedicó a solucionar el día a día, tal vez siguiendo el adagio popular “cada día trae su afán”.

En segundo lugar, la reactivación económica se dedicó simplemente a la vigilancia de los protocolos de bioseguridad, pero lo que sucede hoy en Ibagué es lo más inaudito en la gerencia pública.

Hoy se realiza la jornada del día sin carro y moto en la ciudad, no me opongo a la medida, ya que es sana para refrendar nuestro compromiso con el ambiente en la ciudad, pero realizar este evento, en medio de la pandemia del Covid 19, es una muestra de la falta de planeación de la ciudad. Quedó al descubierto que la administración municipal no tenía conocimiento de la celebración del día sin carro y sin moto en la ciudad, la mayor evidencia fue la falta de divulgación de la media a la comunidad, y para el colmo, el señor Hurtado aprobó que las busetas operen con el cupo al 100%.

En un momento donde se exige distanciamiento social para prevenir el virus, es increíble que, en primer lugar, se celebre el día sin carro y sin moto, y mucho más que se permita circular las busetas con el cupo máximo.

No entiendo Alcalde las razones de esta medida, si es claro que la medida no satisface el primer teorema del bienestar, es decir, las decisiones deben ser Pareto eficiente, en otras palabras, una medida es eficiente y mejora el bienestar si  se mejora el bienestar de una parte de la sociedad sin empeorar el bienestar de ningún otro individuo,  y su medida definitivamente empeora el bienestar de toda la ciudadanía en la medida que es un incentivo perverso para no cumplir el distanciamiento social, es decir, alcalde usted empeoró el bienestar de todos los ibaguereños, y los ciudadanos merecemos una explicación para esta ineficiente medida.

Constantemente, en redes sociales se observa a sus secretarios de despacho tomarse fotos acompañando a los empresarios en el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, es más, también se observa sus secretarios de despacho estimulando a los ciudadanos de cumplir el distanciamiento social, el lavado de manos y el uso del tapabocas, pero la medida de hoy es una función inversa de lo que su administración promulgó.

Alcalde entiendo los fracasos en política económica de su gobierno, también entiendo las investigaciones por parte de la Contraloría en los mercados de inicio de pandemia, alcalde trato de entender que su equipo de trabajo incumpla el principio de Peter, alcalde entiendo muchas situaciones de su administración; puedo aceptar la falta de visión en programas de reactivación económica, pero es inaceptable la falta de sentido común para realizar la jornada de día sin carro y moto, con el agravante que el servicio público de busetas opera al 100% , está medida me recuerda el premio nacional ‘remula’, un premio de un programa de televisión nacional que buscaba generar conciencia en los infractores de las normas de tránsito.