Connect with us

Opinión

Una democracia en disfraz

Edson Daniel Restrepo - Director Enfoque

Published

on

Egresado del colegio San Simón e integrante del grupo Impulso Juventud
Pauta Predial

Benjamin Ergert: “La ilustración es el primer derecho del pueblo en una democracia; (…) es decir, si en una democracia es el pueblo el que va a decidir, ese pueblo tiene que tener derecho a la ilustración, en este caso, la educación”.

Por: Cristián Raúl Varón Herrera

Se ha venido despertando un sentir patrio y los oídos de nuestros colombianos han escuchado que nosotros los jóvenes hemos estado liderando movilizaciones, pero, ustedes se preguntaran ¿Por qué lo hacemos?

Lo hacemos porque:  vivimos bajo una democracia falsa ya que mantiene al sujeto activo  sumergido en la ignorancia y es por eso que Colombia es el caldo de cultivo de la demagogia. Son aproximadamente 19,541 infantes y adolescentes que no tienen acceso a la  educación básica en Ibagué, cada 1 de 10 bachilleres en el Departamento  tienen acceso a la Educación Superior y  es sorprendente que hayan más bases militares en el Tolima que  Universidades Públicas ofreciéndole a los jóvenes  la falsa idea que beneficia más unas botas, un camuflado y un fusil que un lápiz en mano a camino de ser profesional.

Es por eso que los jóvenes  han logrado concientizarse  de lo que pasa a diario y ver como se encuentra el panorama socioeconómico del país que toman la decisión de  movilizarse, dándole a conocer a las gentes que  podrán comprar los votos para una alcaldía, gobernación o presidencia,  pero nunca les podrán comprar  el silencio de esta juventud que es la esperanza.

Nos han mentido, nos han fallado, pero, lo más triste de todo es que nos han manchado la democracia de Colombia desde los inicios de la historia, esto se viene dando desde 1819 cuando nos independizamos de las cadenas españolas, pero este  fue el paso para condenarnos a otras cadenas y es que nos ataron a  la corrupción y la violencia.

Lo más triste es que nuestra Ibagué no ha podido escapar de ese fenómeno, el municipio sufrió la pesadilla de tener que ver como la perfidia de administración de Luis H se robaba la ilusión de nuestros escenarios deportivos,  también logró observar que por 9 meses 15 de los 19 concejales del municipio fueron suspendidos por la elección irregular de quien dirigiría la Contraloría Municipal y por ultimo  podemos ver  que el tener poder nos vuelve impunes ante la justicia ya que el Ingeniero Andrés Hurtado al quedar como alcalde se le olvido por completo su deuda con Ibagué y la justicia  al prestar el Aeropuerto Perales para que se llevara a cabo una actividad de piques ilegales y sobre todo querer evadir su delito eliminando las evidencias que se encontraban  en las cámaras de seguridad.

Tenemos muchas más razones para protestar, pero, la invitación es a que seamos parte del cambio y que nos escuchen, porque tenemos las ideas para empezar a construir la democracia y empoderarnos para direccionar a Ibagué al desarrollo de una ciudad luchadora.