Connect with us

Opinión

¡Rebeldía!

Edson Daniel Restrepo - Director Enfoque

Published

on

Pauta Predial

El mayor acto de rebeldía que podemos tener hoy los ciudadanos es protegernos y cuidarnos, sin necesidad de un decreto que nos lo imponga, ya sabemos qué tenemos que hacer, ya nos han señalado el camino: #QuedarnosEnCasa. Que los vanidosos reclamen sus victorias, la nuestra es la solidaridad.

Por: Camilo Ernesto Ossa

Pero el mayor acto de rebeldía de nuestros gobernantes es aprovechar la declaratoria de calamidad pública y emergencia sanitaria y, en Ibagué llevarnos a dos escenarios de recuperación social del municipio, algo que reclamamos todos los ciudadanos, y es tener una red hospitalaria moderna y con la capacidad suficiente de atención que requerimos en Ibagué desde hace años y mejorar el capital humano que se encargue de materializar nuestro derecho a la salud.

Teniendo como premisa que nuestra red hospitalaria es muy precaria y que el acceso, promoción y protección del derecho a la salud es desconocido a diario, podemos mirar lo siguiente: por un lado, esta declaratoria permite realizar traslados presupuestales y contrataciones mucho más ágiles con miras a superar la crisis, esto nos puede servir para disponer de nuestros recursos y jalonar los del gobierno nacional, lo que puede lograr, en definitiva, mejorar la red pública hospitalaria en la ciudad. Y por qué no, que sea el 2020, el año, no solo de la superación de la pandemia del Covid-19, sino también de la recuperación social de Ibagué y el departamento del Tolima.

Esto lo podemos alcanzar en dos sentidos: 1. Aprovechar la declaratoria para invertir en infraestructura y equipamiento médico-sanitario que pueda garantizar, desde ya, el acceso al sistema de salud en condiciones equitativas para todos, ¡podemos disponer de los recursos! 2. El capital humano ibaguereño, donde debemos invertir nuestras prioridades y virar hacia el reconocimiento, olvidado muchas veces, de la importancia de un médico o una enfermera y porque no, mejorar este recurso humano teniendo personal suficiente y capacitado, en condiciones dignas, sobretodo en el sector rural, que nos permita mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos.

Esto hace parte del desarrollo económico y social del municipio, nada más basta con ver el informe de competitividad por ciudades del año 2019 y ver la importancia de este factor y el lugar en el que no encontramos –puesto 16 entre 23 ciudades-.

Aceptemos desde ya que la planeación y el plan de acción del municipio para este año deberá cambiar y utilicemos estos recursos en el mayor acto de rebeldía de un gobernante: entregar la red hospitalaria que requiere Ibagué y la que nos están debiendo desde años en beneficio del bienestar de todos los que habitamos este territorio hermoso, pujante, ubicado sobre la cordillera de los Andes entre el Cañón del Combeima y bajo la vista del Nevado del Tolima.

 

Periodista del ámbito político administrativo y regional, con experiencia en diferentes medios de comunicación, director de Enfoque.