Connect with us

Opinión

¿POR QUÉ LA REVOCATORIA?

Redacción Enfoque

Published

on

Por: Joaquín Acosta

De acuerdo con la Constitución Política de Colombia, la Revocatoria del Mandato es un derecho político, por medio del cual los ciudadanos pueden dar por terminado el mandato que le han conferido a un gobernador o a un alcalde, teniendo en cuenta dos motivaciones, la inconformidad general de la ciudadanía o por el incumplimiento de su programa de Gobierno.

Partiendo de la anterior definición, podemos ver claramente que hoy el alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, cuenta con una inconformidad mayoritaria de la ciudadanía, alrededor del 62% de los ciudadanos no aprueban su administración, según datos de la más reciente encuesta hecha por la misma Alcaldía de Ibagué, y que el incumplimiento de su plan de gobierno es claramente visible.

Vemos con gran preocupación que sectores políticos indican que nunca una revocatoria ha terminado con éxito en el país, cosa que es totalmente falso, en el año 2018 en el Departamento de Boyacá y siendo más exactos en el municipio de Tasco, donde Nelson Javier García Castellanos, fue el primer Alcalde revocado en el país. Además de indicar que esto es promovido por perdedores, como recurso populista o bandera política o más bien politiquera, solo creo que hacer valer un derecho constitucional no tiene ningún tinte de los que nombran, o me pregunto si la salud, la educación, entre otros derechos expuestos en esa misma constitución; son valerosamente respetados por perdedores, populistas, una bandera política o tal vez por la politiquería.

Si bien es cierto que el mundo está pasando por un momento histórico, esto no puede ser excusa para no desarrollar las funciones para lo cual fue elegido por los ibaguereños. Es más, no es motivo para escudarse en este momento histórico para la ciudad.

Para nadie es un secreto que hoy el alcalde tiene todas las herramientas legales, presupuestales e incluso de poder para que Ibagué sea la ciudad modelo para el país, ¿por qué lo digo?; es simple, primero con mayorías en el Concejo Municipal pudo conseguir 2 cosas importantes. Primero, La aprobación de su Plan de Gobierno. Segundo, la aprobación de un empréstito por 105 mil millones de pesos.

Teniendo en cuenta lo anterior, hoy vemos que el alcalde de Ibagué Andrés Fabián Hurtado, no ha querido ejecutar su Plan de Gobierno, ni mucho menos las inversión de los dineros adquiridos por medio del empréstito mirando el calendario para ello, además de no ejecutar obras que quedaron con dineros para su ejecución y para un ejemplo la piscina olímpica de la 42 con quinta.

Hoy vemos también que no solo es la falta de ejecución; sino, la mentira, la burla y el mal ejemplo, que tiene sumida a la mayoría de la ciudadanía en su contra, esto claramente evidenciable, en los resultados de la ciudad en materia de la pandemia.

Por tanto no existe razón lógica, real, moral, ni de justicia ciudadana para permitir que un mal gobierno siga irresponsablemente llevando al caos, la miseria y el desempleo a la ciudad, jugando malsanamente con el futuro económico, las oportunidades y la vida de las personas; mientras sí utiliza y se beneficia para sí y un pequeño grupúsculo político el dinero de erario. Es hora de Salvar a Ibagué, porque es salvarnos a nosotros mismos.

Después de mis argumentos en esta columna de opinión, solo me queda recordarles las expresiones “vox populi, vox Dei” en españolLa voz del pueblo, es la voz de Dios” o la más conocida en nuestro diario vivir: “El pueblo es superior a sus dirigentes”, expresión que vemos plasmada en el billete de menor denominación. Solo me queda invitar a los ibaguereños a cambiar la historia y entre todos #SalvemosAIbagué, porque salvar a Ibagué es salvarnos a nosotros mismos.

Continue Reading