Connect with us

Opinión

Mis implantes mamarios me dieron cáncer

Redacción Enfoque

Published

on

Por: Diana María Castillo Trujillo

“Octubre fue el mes del cáncer de mama debido a que es una de las enfermedades más letales y de mayor causa de muertes en mujeres a nivel mundial”.

Valeria nació en Buenos Aires Argentina; con una vida por delante y sin antecedentes familiares de cáncer; con fines estéticos, en 2011 decide operarse y ponerse implantes mamarios, cirugía que le costaría su salud de por vida. El cáncer de mama es muy común, pero asociado con los implantes, determinarlo es una labor compleja para los médicos. Aunque él Linfoma Anaplastico de Células Grandes ya es un cáncer reconocido y asociado a los implantes texturizados, no era hasta hace muy poco, fácil de diagnosticar.

Pero ¿de qué se trata este cáncer BIA-ALCL por sus siglas en inglés o LACG? “Es un Linfoma Anaplastico periférico no-Hodgkin de células T poco frecuente y agresivo, que afecta a los ganglios linfáticos y regiones extraganglionares”, pero para entenderlo, lo explicaré de manera más sencilla; se manifiesta en los ganglios linfáticos, migrando en el caso de Valeria, de la cápsula que formó sus implantes mamarios. Cuando las mujeres se implantan, el sistema inmunológico forma al rededor de cada implante una capa protectora para aislar ese “cuerpo extraño”. Con base en eso, en BIA-ALCL se forma en medio de esa cápsula y el implante mamario, migrando a los ganglios axilares, generando fuertes fiebres, seromas tardíos -que es acumulación de líquido en cada seno- dolor y ardor extremo. En 2011 la FDA dio una advertencia acerca de una nueva enfermedad y buscar sus posibles causas, ya habían varios casos dónde alarmaron a los cirujanos de un posible cáncer asociado con los implantes mamarios y debido a esto, en 2016, la OMS clasificó el BIA-ALCL o LACG como un nuevo tipo de linfoma asociado a los implantes mamarios de todo tipo, en especial los texturizados, dónde a razón de eso, en Francia, Canadá, Australia y otros países, se prohibieron. Este linfoma no es un cáncer que se forma en las glándulas mamarias, ni un cáncer de mama; es un tumor generado por el sistema inmunológico con incidencia de las prótesis de silicona en especial las texturadas. Toda esta sintomatología llevaría a Valeria a un duro camino por recorrer, largo, doloroso y complejo que al final le dejaron como conclusión, que sus implantes mamarios le dieron cáncer.

Fue con otro caso, de las primeras en su país ser diagnosticada con este tipo de Linfoma, dónde recibió atención médica y pudo someterse a tratamientos invasivos para acabar con la enfermedad. Aunque Valeria habla con mucha fuerza y determinación sobre el tema, ella pese a su dolor físico y emocional, se mantuvo sonriente y tranquila.

Se unió al grupo de facebook «Enfermedad de Implantes Mamarios Latinoamérica» de la mano de su creadora Angie Monasterio, y pronto empezó una labor de concientizar a las mujeres de los daños que causan los implantes en algunas mujeres. Ella creo a la vez, un grupo en esta misma red «mis implantes mamarios me dieron cáncer», dónde mujeres de todo el mundo se comunican con ella para pedir dirección y apoyo.

A sus casi 37 años, afortunadamente se encuentra en remisión; debe estar en controles cada 6 meses de por vida. Vive con sus dos perritos Pitbull «Teo y Kala» y sus padres y hermano, siempre la acompañaron en todo su proceso. Pese a todo lo que padeció y sufrió con esta enfermedad, ella está tranquila, ayudando a muchas mujeres que se han visto afectadas por esta enfermedad y llevando una vida normal en su trabajo y diario vivir.

Una de las cosas que para ella han sido fundamentales, es hablar del tipo de LACG que causan los implantes mamarios a algunas mujeres y no solo aquellas que tengan predisposición genética, si no que puede afectar a cualquier mujer, es decir, afecta a mujeres que tengan predisposición genética de cáncer y las que nunca lo hayan tenido y estén sanas. Sin embargo, es un tipo de Linfoma “raro”, aunque sea un porcentaje bajo poder desarrollarlo, no deja de ser preocupante que esto suceda a una pequeña parte de las mujeres con implantes mamarios.

Pero ¿existe otra enfermedad asociada con los implantes mamarios?, la respuesta es si. Se han venido realizando una serie de estudios relacionados con los implantes y las mujeres, y las denuncias de miles de ellas es que empezaron a desarrollar enfermedades autoinmunes, pérdida de memoria, dificultad para respirar, insomnio, migrañas, infecciones recurrentes, entre otros síntomas más, que ya son certificados en la “warning box” que elaboró la FDA para que sean puestas en las cajas de los fabricantes de estas prótesis.

Afortunadamente Valeria, no se vio tan afectada por el “síndrome de Asía”, que es el nombre de la enfermedad asociada a los implantes mamarios, pero si desarrollo cáncer, el cual la llevó a tener que someterse a quimios y rayos. Ella tuvo sus implantes desde 2011 hasta 2017 dónde descubrieron su enfermedad y de inmediato fue explantanda en bloque o capsulectomia como se llama la cirugía que deben realizarle a las mujeres que han desarrollado alguna enfermedad por sus prótesis mamarias, pero desafortunadamente la enfermedad había migrado a sus ganglios axilares y de nuevo fue sometida a cirugía. Hasta el momento, Valeria se encuentra mejor, superando este duro momento de la mano de su familia y seres queridos, realizando una labor titánica en apoyar y concientizar a las mujeres de los riesgos que ocasionan dichos dispositivos en el cuerpo y el daño que a largo plazo puedan causar y por eso subió un video en YouTube, contando su testimonio para prevenir e informar a las mujeres, su vídeo se llama “mis implantes mamarios me dieron cáncer” dónde gracias a eso, han podido llegar a un diagnóstico y salvar sus vidas.

Pero Valeria no ha sido la única que ha hablado acerca de este linfoma; la actriz Colombiana y empresaria, Angeline Moncayo, en su documental “tetas grandes”, narró y grabó todo su proceso con el seroma tardío que le apareció en sus pechos, el dolor que le causaba y la angustia de pensar que podría tener este cáncer, con una bebé de pocos meses. Afortunadamente, en los próximos días, ella se someterá a la extracción de sus implantes mamarios, y aspira que este capítulo de su vida tan amargo, pueda ser cerrado, aunque ella sigue trabajando para apoyar a las mujeres con esta enfermedad, no solo del linfoma si no del síndrome de Asía en la cuenta de Instagram que creo para eso llamada @AsiaRecovery. Angeline manifestó en una entrevista de Blu Radio, que aún no está del todo descartada de este tipo de cáncer, pero con su cirugía de explantacion, espera que no haya migrado a sus ganglios axilares como le pasó a Valeria.

Solo me resta desearle éxitos y bendiciones a Valeria y Angeline en su salud de aquí en adelante, felicitarlas por su valentía y trabajo para ayudar a más mujeres, y por supuesto, rendir un homenaje a todas las mujeres en el mundo que han padecido o padecen de esta enfermedad y a quienes no la pudieron lograr.