Connect with us

Opinión

Maltrato animal: ¿A dónde vamos a parar?…

Redacción Enfoque

Published

on

Por: Diana María Castillo

Dice una famosa canción del que fuera cantante de los Bukis, Marco Antonio Solís: «¿A dónde vamos a parar? Con esta hiriente y absurda actitud. […] Y que el amor quita la depresión y nos da esperanza». Pero ¿Qué es el amor? Famosos filósofos lo definen de mil formas y de mil maneras. Para Nietzsche “el amor es el sentimiento de la propiedad o de aquello que nosotros queremos convertir en propiedad nuestra”; yo lo defino de tres formas: Dios, familia y los animales.

Los animales en la historia de la humanidad, han jugado un papel fundamental: desde la época del Antiguo Egipto, en la que los gatos eran sagrados y considerados dioses, hasta héroes que salvan vidas y generan compañía. Pero, ¿Por qué aún hay tanto maltrato y desconocimiento de este tema?

Se han creado a través de los años, más asociaciones, fundaciones y activismo en pro de incentivar el no maltrato animal. El «adopta, no compres», es un lema que los defensores de esta causa llevan prensados consigo.

Por fortuna, parte de la ciudadanía se ha volcado en crear conciencia de la tenencia de mascotas responsable, del no abandono y maltrato a esos seres indefensos sin voz. Pero, ¿Realmente los entes de control, las alcaldías municipales, gobernaciones y gobierno nacional, se han puesto la camiseta en estos temas referente a estos seres sin voz? Los animalistas y activistas de estas causas, afirman que no.

Los abandonos en el mundo hacia sus mascotas cuando explotó el COVID-19, aumentó, disparándose las alarmas de todos los activistas alertando que ellos no eran transmisores de este virus. Médicos veterinarios, la OMS y expertos, descartaron toda posibilidad que las mascotas tuvieran que ver con este asunto. El centro para el control y la prevención de enfermedades indicó: “Por el momento no existe evidencia que los animales tengan un papel importante en la propagación del virus que causa el COVID-19”. “Actualmente no existe evidencia que los animales tengan un papel importante en la transmisión del SARS-CoV-2 a las personas”.

Por otra parte, la indignación que ha causado en las redes lo que sucedió en la sede del Sena en Malambo Atlantico, ha sido monumental; tomaron a varios caninos que vivían en esa sede, y los metieron un unas bolsas, dónde animalistas aseguran que murieron ahogados. El director de esta seccional afirmó, que había sido un error de procedimiento y que los animales estaban vivos en una finca a la que fueron trasladados, debido a que “presentaban riesgo para algunos empleados por su agresividad”, cosa que animalistas de la zona que los alimentaban, desmintieron. Hasta el momento, se desconoce el estado de salud de los caninos, no existe evidencia si siguen con vida o no, y las personas en las redes claman justicia ante semejante hecho, el cual no debió suceder y menos en una institución dónde se forma a las personas.

Otro caso que llamó atención de los Tolimenses, fueron las denuncias que el Gobernador del Tolima, Ricardo Orozco hizo sus redes sociales, dónde un niño de 10 años en Rovira, lanza al vacío a una perrita que al parecer pertenece a sus vecinos con la mirada cómplice de su mamá quien le dice papi, ¿no le da pesar con la perrita?(…) Generando la indignación del mandatario y todos los Tolimenses. Las personas animalistas de este municipio, rápidamente llamaron a la policía, dónde un patrullero les ayudó con el caso y la denuncia a las personas responsables para imponer la sanción.

Aunque en Colombia existe en el código de policía, el castigo por multas y cárcel por maltrato y abandono a mascotas, la ciudadanía denuncia que es muy poco el control de las autoridades referente a los casos de abandono y maltrato que cada día, van en aumento. Son muchas las fundaciones que se están poniendo al frente para ayudar a estos seres sin voz como “El Campito de Kathy”, quien rescata perritos de la calle y les brinda un hogar de paso, sumado a asistencia veterinaria; otros grupos como “Misión Animal” en facebook liderado por Diana Linares y Adriana Labrador, tramitan ayudas para animales de la calle que son auxiliados por la comunidad; fundación Damas en Bucaramanga que ayudan y rescatan también; “Amor Felino” en Tabio Cundinamarca que le brindan una mano amiga a gatos abandonados. Muchas otras como el colectivo animalista del Tolima, Fundacion Provoz, Bienestar Animal que operan animales a bajo costo con todas las medidas, Rescate Animal, entre otras. Todas ellas sin ánimo de lucro, que con esfuerzo y las uñas día a día se esfuerzan por sacar adelante los miles de casos de abandono y maltrato en el país. Denuncian día a día, la falta de apoyo y compromiso de la ciudadanía y los gobiernos locales y nacionales; así lo ha manifestado Laura Stella Medina, defensora de derechos animales en Ibagué en varias ocasiones en sus  redes sociales, debido a las denuncias que hubo a principios de año sobre CAPA, ente del gobierno local que se encarga de los animales abandonados y maltratados.

Esperamos que siga generándose conciencia acerca de este tema tan álgido y doloroso para muchos quienes aman, protegen y alzan la voz por estos seres que son de compañía, amor y muchos de ellos trabajan como rescatistas salvando vidas en terremotos, olfateando estupefacientes y animales de compañía a personas discapacitadas; necesitan que les demos el valor y lugar que merecen en nuestras sociedad y respeto, ya que ellos muchas veces nos muestras más amor, empatía y más humanidad que la que incluso, nosotros no tenemos.