Connect with us

Opinión

El sudamericano sub-20 una gran oportunidad

Redacción Enfoque

Published

on

Docente universitario, Economista y Analista político
Economista, Docente universitario y Analista político

Por: Guillermo Naranjo

El sudamericano Sub-20 no solo es una oportunidad para reactivar la economía de Ibagué, sin duda alguna, es una oportunidad para reactivar el gobierno de Andrés Hurtado.

Luego de nueve meses de la actual administración, son más las dudas que se tiene sobre el futuro de la ciudad, en gran parte, por la ausencia de planeación de políticas que permita tener certeza que el gobierno municipal va por buen camino.

La falta de liderazgo y de un equipo de gobierno comprometido con los grandes desafíos que tiene en la actualidad la administración municipal, es evidente, se debe avanzar en planes y proyectos para la ciudad, y no solo publicar fotos y vídeos en redes sociales donde el equipo de gobierno solo genera show, pero poca eficiencia administrativa.

En medio de la incertidumbre del rumbo de la administración municipal, la noticia de la posible sede de Ibagué en el sudamericano sub-20, es una excelente excusa para reorganizar la ciudad y brindarle un norte a todo el equipo de gobierno.

El sudamericano sin duda alguna generará dinamismo a la golpeada economía ibaguereña, para nadie es un secreto que la pandemia aceleró la contracción económica que vive nuestra ciudad, un reflejo de ello son las altas tasas de desocupación que mes a mes reporta en DANE en nuestro mercado laboral.

Por tal razón, lograr la sede del sudamericano traerá beneficios para todos los agentes económicos, no es solamente el beneficio en hospedaje que genera las comisiones de periodistas y deportistas, es necesario ver este evento de manera integral.

En primer lugar, el evento obliga a la administración municipal para embellecer nuestra ciudad, embellecer las zonas verdes, intervenir la red de semáforos (que por cierto esta en muy mal estado), la elaboración de un plan de recuperación vial, organizar la señalización, entre otros, lo que implica una mayor visibilidad de la administración municipal en un momento donde la incertidumbre y el desgobierno es generalizado.

En segundo lugar, el evento genera inversión por parte de los comerciantes en temas como: mejoramiento del servicio de cada establecimiento público para ofrecer sus bienes y servicios, construye una demanda de todo tipo de recordatorio del evento, tales como, llaveros, camisas, vasos, gorras, entre otros.

Finalmente, el sudamericano es una vitrina para la comunidad internacional y los colombianos, con el fin que ellos encuentren en Ibagué, una ciudad para visitar y para invertir, por tal razón, lograr embellecer nuestra ciudad y acompañado de una estrategia de marketing territorial, se puede posicionar nuestro municipio en el mercado nacional e internacional, ocasionando un incentivo económico para toda su estructura empresarial.

El sudamericano es una fiesta y por tal razón, debemos decorar nuestra ciudad para ser los mejores anfitriones, y también permitirá que la administración municipal logre iniciar su promesa de Ibagué Vibra.