Connect with us

Opinión

EL FRACKING NOS AFECTA A TODOS

Redacción Enfoque

Published

on

Por: Juan Pablo Manjarres Varón

Desde hace unos años atrás vemos como muchos sectores luchan incansablemente por la erradicación del fracking en el territorio nacional, realmente solía ser uno de esos que creía que el petróleo y los productos que se produzcan por el extractivismo eran buenos por el hecho que sostienen la economía, pero, ahora me doy cuenta que si se le apuesta a la eliminación absoluta del fracking y se comienza a trazar una hoja de ruta basada en las energías renovables se puede generar un cambio real y positivo.  

Se creía que el hundimiento del artículo 210 del proyecto de ley de reforma a las regalías eliminaría el fracking, pero la realidad es que no, solamente eso se ve posible con la presentación del proyecto de ley que busca eliminar por completo el fracking en Colombia.

Se comienza a percibir un nuevo inicio para la economía y el vivir colombiano, no es mentira que el petróleo es la base económica del país; pero, Colombia siendo tan biodiversa y con tanta riqueza ambiental debe pensar en la protección de los ecosistemas y no en su destrucción, por eso, es necesario apuntar a que la base de la nueva economía sea el turismo y la potencialización agrícola.

Es momento de seguir el ejemplo de los países desarrollados en donde se comienzan a usar energías renovables, por decir: Fuentes renovables, generación de energía eólica y solar fotovoltaica.

Bien se sabe que Colombia está lejos de obtener aviones eléctricos o quizás que usen otro tipo de combustible, pero eso no puede ser excusa para promover el fracking. Hemos visto la efectividad de los vehículos eléctricos. Ya en Ibagué contamos con taxis verdes, motos y automóviles eléctricos, ya se está avanzando para cumplir con la agenda 2030, el fracking no puede ser un impedimento.

El fracking ofrece metano, el cual genera un grave impacto frente al cambio climático. Además, da como resultado la disminución en la cantidad y calidad del agua en el territorio. Entonces, imagínense en territorios que ya carecen de agua que llegue un proyecto de extracción de los yacimientos no convencionales. Quedan peor de lo que están.

El proyecto de ley que se discute en el congreso de la república consta de 8 artículos en los cuales se busca prohibir la explotación de yacimientos no convencionales incluyendo el fracking, construir 8 principios anti-fracking los cuales son: El principio de prevención, precaución, progresividad no regresividad, prevención del riesgo, priorización del agua para la vida, rigor subsidiario, solidaridad intergeneracional y acción climática efectiva.

Adicionalmente, busca que no se puedan celebrar ni otorgar contratos con fines de exploración y/o explotación de los YNC, o sino, se les castigará acorde a la ley 1333 de 2009.

Es momento de un cambio, de apoyar las iniciativas buenas y de enserio pensar en las futuras generaciones. No podemos seguir permitiendo que experimenten y acaben con nuestros recursos. Ojalá este proyecto se convierta en ley para así comenzar a crear una nueva Colombia basada en el cuidado de los recursos naturales.

Nos han vendido el fracking como un tema político pero no debe ser así, aquí los colombianos solo deberíamos tener una postura, defender nuestra tierra.