Connect with us

Opinión

EGOÍSMO: ELEMENTO ADHERIDO QUE HAY QUE ELIMINAR

Redacción Enfoque

Published

on

Por: Juan Pablo Manjarres Varón

Nos gusta fortalecer el ego, nuestro nombre, sentirnos importantes, y es que implícitamente han creado en cada uno de nosotros un espíritu ególatra; el cual vamos alimentando acorde a nuestro desarrollo. Está bien el cuento de creernos la ultima soda del desierto, lo jodido es cuando no admitimos que existen más sodas, e incluso con mejor sabor.

Partamos del hecho que el egoísmo no siempre se puede relacionar con los actos negativos. Muchas veces para ayudar a los demás debemos ser egoístas, debemos pensar en nosotros antes de realizar una acción ¿Y esto por qué? porque de allí puede partir un declive emocional el cual va ser más complejo de reparar. Mijo/a la salud mental va primero, el interés por uno mismo no puede considerarse un defecto. Ahora, ojo, no le estoy diciendo que primero usted, segundo usted y tercero usted; lo que quiero decir es que debemos ser egoístas una vez que otra, mirar hasta qué punto nos puede perjudicar una determinación, y luego sí tomarla.

Sentir que solo nosotros importamos y que el resto vale un pepino. Es contraproducente, si esa será nuestra bandera nos jodemos, porque no podemos rayar el amor propio y nuestra estabilidad con la empatía y la solidaridad. Uno nunca sabe cuándo necesitará de alguien, y a los egoístas no le va tan bien en esos casos. Sí, suena contradictorio decir que cuidemos nuestra salud mental y a la misma vez que seamos empáticos, pero es que, si no vamos a arreglar este mundo que hemos construido de manera errada, estamos en la olla.

Comencemos; reconozcamos en qué momento nuestro egoísmo sale a flote, no es difícil. Con todo este caos de la pandemia, los supermercados no dieron abasto con tanto acaparamiento de los productos elementales de la canasta familiar, sin importarnos cuantos se quedaran sin alimentos, queríamos comprar más de lo que necesitábamos. Aquí contemplamos un claro ejemplo del egoísmo humano ¿En qué momento vamos a considerar que existirán veces en las que nos debemos priorizar y otros en los cuales es mejor priorizar al otro?

Es complejo hablar desde la objetividad, es difícil intentar ser claro, es difícil no ser egoísta. Pero si ya hemos hecho lo que considerábamos imposible ¿Por qué no hacer lo bueno posible? Cambiemos esa mentalidad siniestra y ensimismada que cargamos, abramos las puertas a ser equilibrados, permitamos considerar opciones. Permitámonos cambiar, para bien.

No les diré cómo no ser egoístas, porque no lo sé, pero si hagamos lo posible para encontrar juntos la guía. Hagamos lo posible para que de manera colectiva descubramos la forma de ser una mejor comunidad.