Connect with us

Opinión

Adiós a la ortodoxia

Edson Daniel Restrepo - Director Enfoque

Published

on

Docente universitario, Economista y Analista político
Economista, Docente universitario y Analista político
Pauta Predial

La actual crisis que vive el mundo por el coronavirus, nos tiene que concientizar que llegó la hora de cambiar la ortodoxia económica, es el momento de pensar en sobrevivir, en tiempos de crisis como el que vive Colombia y el mundo, está en juego la vida humana y esto debe ser superior a las doctrinas ortodoxas y tenemos que olvidar por un momento las reglas económicas tradicionales.

Por: Guillermo Naranjo

Es hora de cambiar la ortodoxia económica con la que se ha planeado el país.

Es el momento de usar los 53.000 millones de dólares aproximadamente de las reservas internacionales del país, es el momento de dejar de lado la regla fiscal, o los colombianos se mueren de hambre o se mueren de covid-19, es el momento de pensar en la vida.

La implementación de líneas de créditos a cero interés y con plazos largos, son necesarias en la actualidad, y no solamente congelar por 3 meses las obligaciones financieras actuales, con la limitación que, la media solo se brinda a créditos que van al día, en febrero de 2020.

Las empresas están cerrando por falta de flujo de dinero para cumplir sus obligaciones laborales, no se puede permitir el despido masivo, es importante inyectar dinero a los microempresarios con créditos de largo plazo y a cero interés, que, esa medida afecta la meta de inflación del Banco de la República, al carajo la inflación!!, debemos salvar vidas, luego que superemos esta crisis nos preocupamos por controlar la inflación, que, la medida puede aumentar el riesgo país, al carajo la ortodoxia económica!!.

La ortodoxia es buena medida para economías en condiciones normales, pero estamos en momentos similares a una guerra, por tal razón, es necesario salir de la ortodoxia, no es el momento, al contrario, necesitamos un plan Marshall para enfrentar al covid-19, medidas drásticas para lograr superar la crisis más profunda de la humanidad en la historia.

Con las condiciones económicas actuales de emergencia, se debe hacer un llamado a la heterodoxia, olvidar el puritanismo fiscal, el presupuesto público equilibrado y la regla fiscal, medidas que son útiles en condiciones normales, pero la emergencia exige medidas drásticas para lograr salvar no solo la economía sino la vida de todos los colombianos.

Por otro lado, el decreto 444 que le quitó el dinero del FONPE a los territorios, es una discusión que no debió generar el gobierno, ese dinero todos sabemos no le será devuelto a los territorios, si bien es cierto, esos recursos no serían destinado por los territorios en los próximos días, y que el uso de dichos recursos para lograr mejorar la salud de los colombianos para enfrentar el covid-19, es relevante, se debió usar una línea de crédito con el Banco de la República, o utilizar el crédito que el FMI le aprobó al país, para destinarlo en gasto público y mitigar la crisis.

Es el momento de seguir el ejemplo de Alemania, donde Merkel aprobó un presupuesto con déficit, como diría el diario el país de España en su titular “Alemania entierra el rigor fiscal para luchar contra el virus”.

Finalmente, el país debe aceptar que debemos separarnos de la ortodoxia económica, mientras logramos salir de la crisis, porque a las personas no se les puede permitir que mueran de coronavirus ni que mueran de hambre, la crisis será superada y el país debe evitar que aumente los cementerios de personas y de empresas, para lograr, una vez superada la crisis, que la estructura empresarial nacional empuje el crecimiento económico.

Periodista del ámbito político administrativo y regional, con experiencia en diferentes medios de comunicación, director de Enfoque.